30 de marzo de 2010

Oración

Este jueves nos vamos a caleta Perales nuevamente a hacer un operativo social. Les pido que oren por esta caleta arrasada por el terremoto y maremoto... y que oren por el equipo que va.

Les pido que oren por mí también y por el nuevo internado al que tengo que ir ahora, que será en San Francisco de Mostazal. Un abrazo a todos!

24 de marzo de 2010

Pizarras de papel


Las pizarras de papel, que insinuaban pequeñas vocaciones, estaban fijas en sus lugares cuando la veía hacer sus clases de sumas y restas en la pequeña pieza de 3 por 3. Allí, inocentes e infantiles, desplegábamos aquello que llamábamos "jugar a hacer clases". Esas clases fueron moldeando en parte su vocación. Silenciosa, risueña, reservada y cariñosa... gritaba como nunca en las duchas de la noche, pero reía más fuerte que todos cuando alguien se caía o un buen chiste alegraba los días de verano... esos días que ocupábamos en caminar las largas vías del tren. Je. Recuerdo aquellos momentos exactos en que nos agachábamos para escuchar si venía el tren o cuando nos moríamos de miedo de pasar exactamente por encima del canal y había que guardar el equilibrio tal como lo hacía papá.

Eras las cuerdas de la guitarra que tocabas... los soles, los re y los mi no eran los mismos en las manos que componían tus canciones. Cuando te escuchaba desde la otra pieza, siempre quería imitar tus acordes, imitar esas lágrimas que surgían sinceras tras la pieza de puerta blanca en la que dormías. Era un amor profundo por Dios, una pasión que surgía de un vivo encuentro personal con él. Estoy seguro que esos tiempos llegaban al corazón de Dios como un perfume cuyo olor impregnaba todas tus canciones y oraciones. A pesar de todo y todos, Él escuchaba.

¿Y ahora qué? Surgen preguntas sobre lo que pasará, sobre el futuro que has querido armar y que no ha sido fácil. Destruída a veces, pero con tal fuerza interna que has sabido mostrar bondad aún cuando todo te decía "deja de confiar", "deja de hacer el bien", "deja de tratar bien a las personas", "deja de ver a la gente con cariño". No ocultes tu corazón a los que de verdad quieren entrever lo que has cosechado con esfuerzo y gracia de Dios... Seguramente detrás de la timidez y el silencio, sigue clamando el hambre por Dios y las canciones que en antaño llenaban tus pensamientos.

Hace un par de años escribí para ti a través de este medio. Los que aún lo siguen viendo pueden mirar de soslayo el amor que te tengo. Gracias por todo lo que eres para mí... quizás tantas veces no lo expreso en palabras, pero te lo digo a través de las palabras que mis dedos pueden escribir. Y esta es mi oración para este año: "Que Dios extienda tu familia no sólo en número, sino en prosperidad, amor, esperanza y paz. Pero esto no sólo para ser guardado en el pensamiento, sino para ser repartido a los niños y a los viejos, a pequeños y grandes que esperan la esperanza que vienen a través de ti y tu esposo. No será algo sencillo, pero está más a la mano de lo que piensas, en tu propia realidad. Sobre ti hoy está la gracia de Dios... y un amor especial para llegar donde otros no llegan; para sanar el alma de los que no saben expresar sus sentimientos. Sobre ti está la unción de Aquila y Priscila... :`( ... Priscila y Aquila... Dios bendecirá tu casa".

Feliz cumpleaños Susy...

22 de marzo de 2010

Una esperanza que no muere


Caracterizada por ser una simple caleta de unos cinco pescadores y unas quinientas personas, Perales aparece rodeada por cerros a un lado y por el Pacífico al otro lado. No aparece en el mapa y hoy, lo que hace algunas semanas era una pequeña caleta, yace en el suelo vacía, impávida y lánguida entre los escombros y la arena. Las impactantes imágenes de este lugar azotado por la fuerza de la tierra y del mar, no podrían hacer indiferente a nadie, y al ver esto en la visita que pudimos realizar el fin de semana del 20 y 21 de marzo, a más de alguno lo dejó con la impotencia de poder dar más.

En los cerros, pese a los conflictos que han tenido, pude ver que la gente de esfuerzo, pese al temor, no pierde la esperanza de poder reconstruir todo lo que perdió en la tragedia. A ellos somos llamados a llevar una esperanza que, como dice el apóstol Pedro, es una esperanza viva, incorruptible, que está fundada en la solidez de la fe en Dios. Mi oración es que podamos ser esas manos de Dios para un mundo lleno de necesidades y lleno de vacíos. Porque los que necesitan esperanza, no están solamente en las caletas arrasadas por el tsunami de febrero, sino además en las calles de la ciudad, en una familia dividida, en un padre que perdió su trabajo, en un compañero de universidad que tiene problemas en su casa o problemas de recursos para estudiar. A ellos somos llamados…

"Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos [...]"

1º Pedro 1:3

17 de marzo de 2010

Ser líder

Siempre que veía la palabra líder, me preguntaba realmente qué significaba ser eso. Para algunos, ser líder era encontrar a alguien con un carácter capaz de dirigir un gran grupo de personas y llevarlas hacia un objetivo. Para otros, es ser alguien de influencia pero que debe ser siempre mirado hacia arriba, lleno de admiración, pero poco cercano a las personas.
Debo ser honesto en decir que cada vez que veía libros relacionados con el liderazgo, los pasaba de largo sin manifestar interés. Aún lo hago de hecho, pero creo que el último tiempo he estado pensando realmente en qué significa serlo.

Cuando me ha dicho que soy líder (en GBU, por ejemplo), siento una especie de rechazo a serlo, pero no por no querer, sino porque nunca quise alcanzar eso. De hecho, siempre ha sido que me proponen y nunca que me propongo; rara vez me he ofrecido para dirigir algo de hecho, porque no estoy en busca de eso. Sin embargo, pareciera ser que mientras más me alejo de eso, más me pone Dios en lugares donde hay que tratar con personas de diferentes caracteres. Y ese es otro punto, porque a veces me cuesta relacionarme con la gente y sobre todo, tratar con aquellas personas que quieren las cosas a su manera y no ceden ante ningún argumento.

Para mí un líder no tiene que ser conocido porque "es el líder", sino más bien porque sirve y es cercano a las personas. No creo que Jesús busque a los líderes que se muestran, sino a los que se esconden, a los que no saben dirigir bien, a los que se creen poco capaces y a los que no llenan todos los requisitos para ser propuestos como líderes. Un líder tiene que ser tan siervo como los que lidera, si no es así, entonces ha perdido su esencia... Él mismo tiene que ser un ejemplo en silencio y carácter de lo que es humillarse y servir a otros, no uno que se anda mostrando y leyendo todo el tiempo libros de liderazgo. Un líder más que técnicas de liderazgo, es tener carácter para influir a través del servicio a otros...

Pienso que con ese concepto de líder me identifico más... porque de esos hay pocos.... hay pocos que influyen en otros a través del carácter y no a través de las imposiciones.