:)

:)

28 de junio de 2011

Cuando oramos



Cuando oramos no pedimos y pedimos en una interminable lista de necesidades imperantes. Tampoco lo hacemos por seguir la "regla cristiana". En la parábola del fariseo y el publicano, ambos oraron, pero uno salió justificado y otro no. Tampoco oramos porque otros lo hacen. Jesús mismo dijo que no repitiéramos una lista de palabras como otros lo hacen.

Cuando oramos, pedimos a Dios conectar nuestra voluntad con la suya. No buscamos torcerle la mano ni jugar a los gallitos con él; pedimos que su reino venga a nuestras vidas y seamos más como Él. Siento que muchos hablan a Dios, pero pocos hablan CON Él...

Esta nueva temática traerá consigo la frescura de la relación de intimidad con Dios y las oraciones que todos podamos aportar hacia él. Anhelo con todo mi corazón transmitirles la vida que trae consigo el amar a Dios con todo el corazón y la alegría de vivir en oración hacia Él.



Bienvenidos a esta nueva ruta!!

No hay comentarios.: