26 de octubre de 2008

En semanas de mucho colapso, problemas "sin solución" y emociones al límite...
Confío en Ti... en que estás en control

17 de octubre de 2008

¿A quién engaño?


Quiero ver luz...
Quiero ver soluciones...
quiero ver cambios a mi alrededor...
quiero avanzar...
¿a quién engaño?
no veo luz,
no veo soluciones,
no veo cambios a mi alrededor...
y no avanzo.

Quiero soñar,
sanar enfermos,
tener visión de vida...
¿a quién engaño? :(
si siempre digo que cambiaré,
y nunca lo hago.
Siempre digo que se vienen tiempos nuevos,
y no es así...
que siempre evado la realidad,
y pienso en las cosas buenas,
y no en las malas...
negando que sufro, que las cosas me afectan
más de la cuenta, más que otros.
Negando que me molesto y no digo nada...

¿Dónde estás, Dios?
¿Dónde corro esta vez?
¿Dónde brilla tu presencia para ir?
Mis canciones han cambiado.
Te anhelan. Te necesitan.
Dependen de ti, de tu mano.
¿Dónde quedó mi fe?
¿Dónde mis sueños que he dejado de trabajar?

Quiero esto y esto otro,
idealizo y luego choco con la realidad...
idealizo a las personas, y siempre caigo...
¿y a quién engaño con todo esto?
si estos días han sido horribles,
llenos de estrés, esperas desesperantes,
gente que va y viene,
pero que nadie se queda...
que no veo a nadie con quien conversar...
a quien recurrir y que tenga ánimo de hablar...

Quiero tener buenas intenciones,
lucho por amar de manera pura...
¿y a quién engaño?
he sido un tonto otra vez...
si ni las buenas intenciones sirven,
si ya nadie aprecia eso...
que siempre te miran como si te trajeras algo malo bajo la manga,
que siempre te miran sin confianza,
como si ya se hubieran extinto
los que seguimos creyendo en la verdad,
y en la transparencia.
Y en los que seguimos creyendo
en ver a los enfermos sanados,
a los cojos saltando,
y a los ciegos ver.

Y siempre sueño,
como un tonto que cae y se pone de pie,
como un tonto que anhela ser diferente,
pero que no puede,
que se da cuenta que es igual al resto..
y que calla... sí... se lo calla todo...
¿a quién engaño con todo esto?
si al final de cuentas no soy lo que todos piensan...
que estoy lleno de defectos,
que mi corazón está manchado de errores,
que intento e intento,
pero que caigo... sí...

¿a quién engaño..?



9 de octubre de 2008

Todo se junta

Esta semana ha sido horrible... Es jueves y quiero que termine, que pronto den las 6 de la tarde para descansar. Todo lo que he planificado con mis pacientes no ha servido: que no llegan, que se enferman, que no se motivan a cooperar a veces. Ese es el tema de todos mis días: no quiero más U. Me he puesto a pensar en cómo reacciono cuando las cosas escapan de mi control y simplemente no doy a basto. Cuando sucede eso, tengo que salir a tomar aire, queriendo escapar de las clínicas porque ya estoy chato.
Voy atrasado en la mayoría de los ramos clínicos y creo que si no descanso, colapsaré y será peor. Creo que eso necesito... descansar... descansar... y descansar... Trato de no colapsar, pero ya no puedo. Trato de levantarme para ir a clases, pero no me alcanza y los cinco minutitos de gracia se transforman en 1 hora pegado en las sábanas.
Por otro lado, hace 5 semanas no veo a la Poly... y no sé hasta cuándo podré verla. Eso también suma a todo el problema de la U... Y aunque trato de no pensar mucho en eso, igual no puedo dejar de extrañarla.

Me encomiento a Ti Señor... Confío en Ti.

4 de octubre de 2008

Su gloria...

Estaba de pie y afirmado en el pilar cercano al timbre. Había tomado una micro 201 de camino a la universidad en un día estresante como todos en este tiempo. El día abochornado me hacía estar aún más cansado de lo normal.
La noche anterior a ese día también me encontraba así de cansado. Mientras caminaba a la casa de mi hermana quise orar como de repente me propongo. Antes de hacerlo, me puse a pensar en lo que siempre le pedía a Dios cuando oraba. Me di cuenta que siempre le pido por mis problemas y a veces le reclamo sus promesas hacia mi vida. Cuando hablo con él, la mayor parte del tiempo lo dedico a conversar sobre lo que yo pienso, lo que yo sueño, lo que yo anhelo. De pronto, se me vino a la mente la imagen de Moisés en la cima del monte pidiendo a Dios que no destruyera al pueblo. Lo imaginé arrodillado dando un primer paso y diciéndole a Dios: "Si no vas con nosotros, no avanzaremos"... entonces hice el paralelo a mi vida: siempre pido eso... que acompañe mis sueños, mis anhelos y mis proyectos personales, sino de nada sirve hacerlo.

Y Dios se lo concedió...

Pero hubo un paso más que siguió a la petición de Moisés. Y me puse a pensar que nunca pedía eso y que en realidad era lo que más llenaba mi vida en todo tiempo. Era lo que más me hacía vibrar aunque hubieran conflictos a mi alrededor. Entonces le dije a Dios lo que Moisés pidió: "Muéstrame tu gloria... muéstrame tu gloria". No sé cómo empecé a llorar mientras caminaba y su dulce voz me hablaba otra vez. Por unos minutos pude abrazarlo, sentir su esencia... su gloria.

Mientras iba apoyado en la micro, de pronto mi mirada se desvió hacia la calle.Había un hombre tirado en el suelo durmiendo junto a unos perros. Algunos de la micro miraron también. Vi a uno que abrió sus ojos y luego siguió como si nada. Cuando lo vi, y cuando veo a la gente pobre así, siento el llamado de Dios tan fuerte... "¿Quién irá por mí a ellos?"...

Anhelo compartir la gloria de Dios a quienes lo necesitan...