27 de mayo de 2006

Quien se decía mi amigo

¿Alguna vez has sentido la traición de un amigo? ¿Alguna vez has sentido que toda la amistad de años se perdió en un segundo, y ahora el amigo que tanto quisiste se trasformó en tu archienemigo? ¿Qué haces al respecto? Se hace verdad el dicho: Del amor al odio... un paso. Y es que la verdadera amistad no pone en tela de juicio lo que amigo dice. Aun cuando se hayan peleado, calla su boca y espera que la tempestad se calme para hablar. Aquel que es amigo, practica el amor.
"El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser." (1 Corintios 13:4-8a)

Quien quiera practicar el amor, debe tener en mente que el precio a pagar es alto. Ahora pregunto: ¿Qué pasa si la persona que más amabas, de pronto te traiciona? ¿Qué pasa si la persona que más te dio y que más disfrutaste, te da vuelta la espalda? Nada. En ninguna manera vayas y murmures contra él con ninguna persona. Si necesitas desahogarte, habla con alguien de confianza que sabes que no irá y transformará la situación en un chisme. No hagas tal de ir por las iglesias hablando mal de él. No comets el error de difamar su persona, porque Dios es justo y El hará a su tiempo. No vuelvas atrás. Calla mientras sientes la herida punzante en tu cuerpo. Una cosa puedes hacer: Clamar y pedir tan sólo que el amor de Dios pueda acompañarte otra vez.

19 de mayo de 2006

El valor grandiosos de la adoración


Cuando Dios dice del David de la Biblia que es un varón conforme a su corazón, uno tiende a pensar muchas cosas antes de llegar al centro, a la esencia de esta afirmación. Nunca nos imaginamos a alguien conforme al corazón de Dios. Sin embargo, David tenía algo que no muchos habían aprovechado y que no muchos habían descubierto, y eso el peso de adorar a Dios.
Me gustaría desmentir ciertos conceptos mentales que acarreamos de manera inconsciente, pero que determinan en gran manera nuestra conducta. Lo primero, es que adorar a Dios no significa solamente cantar una canción, y listo, ahí termina todo. Tampoco sirve que levantemos las manos y nos sintamos reconfortados por Dios y que ahí acabe el sentido de adorar. Tampoc es cumplir con las reglas de Dios, ni levantarse a orar muy temprano con el sólo objetivo de sanar la conciencia y apagar la llama de la culpa.
Quisiera tan sólo que quien lea este discurso, sepa que adorar es amar en extremo. Algunos adoran a sus novios o novias. Otros adoran algún deporte o el tocar un instrumento o carretear con los amigos. Sea cual sea el círculo donde nos desenvolvemos, a algo exaltamos, a algo le entregamos nuestro tiempo, a algo adoramos.
¿Qué tenía David? Amaba a Dios en extremo, pero no se quedaba callado; al contrario, tomaba el arpa y comenzaba a profetizar con ella. ¿O no lo ven enlos Salmos en que está plagado de grandes revelaciones que venían a él cuando adoraba a Dios? No se trata de decir "te amo", o un simple "te bendecimos", pero que quede en la boca y no se traduzca en un estilo de vida. Lejos de todo mi tesis a plantear es esta: adorar es un estilo de vida. Si no fuera así, Jesús no se lo hubiera dicho a la mujer samaritana. "El Padre está buscando adoradores en espíritu y en verdad". ¿Qué se necesita para ser un adorador?
Primero: "en espíritu", es decir, que desde lo más profundo de nuestro ser podamos entregarle a Dios lo mejor de nosostros, lo que atesoramos.
Segundo: "en verdad". No los que aman que los vean gritar por Dios o que los vean más espirituales que otros. No. La adoración está lejos de ser un acto de exaltación personal. Quien quiera adorar debe ser alguien que aprenda a ser verdadero delante de Dios, sin ocultar ninguna debilidad, y sin dejar de depender de Dios. Eso cuesta un precio grande. precio de moriri cada día y de verdad reconocer nuestra condición. Es preferible ser verdadero en la intimidad y no un farsante en público. Quien prefiere agradar a Dios, sabe que está lejos de ser visto de los hombres, y vive su vida mirando las cosas de Dios y aplicándolas en el diario vivir.
Adorar está lejos de ser reiterativo. Cuando ammamos a Dios comienzan a darse cosas que antes no pensabnsábamos experimentar. ¿Saben qué es? Creatividad. Creatividad para adorar. ¿Ven a David? Siempre tenía una nueva canción que cantar y dedicársela al Señor, aunque estuviera muy mal y en peligro de muerte. Siempre había originalidad. Y ese es otro punto. Dios nos hace originales, y no andamos copiando las maneras de otros.
Por último, adorar es una decisión que nos llevará a nuevas revelaciones del Padre, hasta tal punto que Él mismo nos trasformará EN SU PRESENCIA. En ese lugar callamos porque Dios mismo nos calma y nos transforma; en ese lugar la misma gloria de Dios se ve manifestada. ¿Y saben por qué? Porque Dios es amor, y busca a los que lo aman en extremo para revelarse a ellos. En ese momento dejamos de hablar nosotros para dejar que El hable, y que nos demos cuenta que nada es repetido, y que El hace todas las cosas nuevas.
Pero toda parte por humillarse y decir: "Quiero adorate Señor, pero no sé". Esa es la mejor afirmación que alguien puede hacer.

12 de mayo de 2006

Una cosa es necesaria


Afuera la neblina está cada vez más densa y el frío me está calando los huesos. Los árboles están inmóviles, quieros, callados. Pero estoy en calma por fin... La semana me agotó enteramente. Terminó por hacerme caer en un desmedro físico y mental que hace tiempo no sufría. Para colmo de males algunas cosas no me resultaron como yo quería, y me ensimismé.
Intenté gritar las injusticias de esta semana, pero el grito se agudizó y sólo grité hacia dentro. Quise llorar en algún momento, pero no lo conseguí. Quise hablar con alguien y no lo hice; no había tiempo, había que estudiar; quise predicar, pero no (compra materiales no te olvides de estudiar que se acaba el tiempo deja de descansar sigue trabajando que todo debe ser rápido para no ser ineficiente acuérdate que hay prueba informes y así en una desenfrenada lectura sin pasusas ni nada). Quise juntarme con personas a comer, pero nada resultó.
Después vi a mis hermanos pequeños. ¡Qué gran lección! ¿Saben qué estaban haciendo? Jugaban. Simplemente jugaban. No peleaban por los asientos en la micro. No luchaban empujándose por entrar en un vagón del metro. No peleaban por llegar pronto al trabajo. No se afanaban por terminar trabajos a las 3 de la mañana. No se despreciaban. No.

En un momento de la semana tuve que hacer un alto entre el sueño y el afán. De pronto me encontré en casa de una mujer llamada Marta. Ella estaba ocupada en sus labores. En el living estaba María escuchando a alguien. Le pregunté a Marta qué estaba pasando. Estaba tan ocupada que me dijo que había un invitado que atender y que el almuerzo estaba atrasado.
Me puse detrás de la puerta a escuchar. El diálogo parecía fluido, y se hablaban sin despegar los ojos del otro. ¿Quién era ese hombre que hablaba con María? El cuadro de la cocina donde estaba Marta contrastaba con el del living. De nuevo me pregunté: ¿Quién será ese hombre?

Después me hallé en la pieza orando, y Dios hablándome: "Una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada". Ese hombre era Jesús.

Me di cuenta que mi vida esta semana también contrastaba con la de los niños jugando.

5 de mayo de 2006

¿Qué es GBU?


Una primera aproximación podría decirnos que es una sigla bien bonita con caracteres no fuera de lo normal en una sigla. Al preguntar su significado usted no podrá descubrir en él una gran revelación. La G es de grupo; la B es de bíblico y la U, de universitario. Si. Grupo Bíblico Universitario (GBU). Eso es lo que yo conocía.
Un día llegué a la oficina nacional de GBU y comencé a leer en uno de los paneles algunos de los pensamientos y bases de fe de este movimiento cristiano. Todo iba bien haste que en uno de los puntos que leí decía más o menos así:

"Estamos conscientes que vivimos en una sociedad hedonista y nihilista"

Mmmm... Entonces me pregunté: ¿Dónde me vine a meter? Jajajajajaja Habían pasado unos pocos meses de haberme integrado al GBU y no sabía nada de nada. Un desconocido.

Ya han pasado 5 meses. Neltume, Río Quino, Viña del Mar. Esos son unos de los parajes que he podido visitar. ¡Y qué tremendas experiencias! Pero nada se compara a las personas que he conocido ahí. Mencionar a Guillermo Alcántara, Paula Molina, Romané Yevilaf, Grace Gómez, Joy Tham, Gustavo Sobarzo, Gabriel Araneda, Karen Fredes, Jonatan Venturelli, Marelo Gatica, y tantas otras personas a través de las cuales Dios me ha hecho sentir el amor y el apoyo en tiempos de soledad y la alegría en tiempos de felicidad.
Pero hablemos de lo que motiva todo esto. Porque, ¿de qué sirven los años de tradición del movimiento, sin agradar al Dios que lo fundó? ó ¿de qué sirve planificar eventos, si Dios no está agradado de lo que hemos de hacer? ¿De qué sirve un movimiento de profesionales si miles de personas mueren cada día y se van al infierno sin alguien que les muestre la esperanza viva que hay en Jesús? ¿De qué sirve ir a una iglesia si el ser cristiano ser transforma en una opción y no en un estilo de vida? ¿De qué sirve ser profesional, si no hemos de servir con nuestra profesión al progreso de nuestra sociedad, y a llevar una solución para las personas?
Estas son muchas de las preguntas que debemos respoder a lo largo de nuestras vidas.
Doy gracias por haber entrado a GBU, y en este año, como encargado de núcleo, sólo quisiera decir que quien quiera ser el mayor en el reino de los cielos, sea el que sirva.

¿Qué ha sido para ustedes GBU..?

"Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis los unos a los otros"